18.6.17

En la libertad reside el conocimiento

Esta semana he podido escaparme para visitar la exposición "Ciencia de Acogida" que ha organizado Principia y que se puede visitar hasta el 17 de Septiembre en CentroCentro de Madrid (Plaza de Cibeles, Nº1. 3ªPlanta) (http://cienciadeacogida.org/). Se trata de una exposición que tendría que ser visitada por estudiantes de toda España por su elevado nivel didáctico. En ella se exponen las principales figuras de la ciencia que por cumpla de ideología, religión o simplemente estar en el lugar inadecuado en el momento menos oportuno, tuvieron que abandonar su país. Científicos que marcaron un antes y un después en sus disciplinas, y que fueron responsables del progreso de la humanidad durante el pasado siglo.


Actualmente vivimos un nuevo movimiento social en protesta por la nueva crisis de los refugiados. Crisis, que sinceramente no ha dejado de existir en ningún momento, desde que la humanidad empezó a vivir en sociedad. El ser humano tiene la costumbre de querer imponer religión, ideología, etc., discriminando a quien no esté a favor de ella. Con esta exposición, se muestra otra dimensión más de esta problemática. Además de la pobreza social y cultural que genera un movimiento de refugiados sobre el país de origen, donde además, casi siempre, subyace un conflicto armado, la huida de personas, supone perder el pilar fundamental de una sociedad, su cultura. Esto es algo que muchas veces no llegamos a comprender, llegando a creer que estas personas van a los países receptores a ocupar un espacio que no es suyo, lo que evoluciona de forma casi natural, en movimiento xenófobos impulsados por líderes con comportamientos muy psicopáticos, pero que utilizan el miedo para generar odio. 
La exposición "Ciencia de Acogida" es una de las mejores medicinas para combatir contra ese odio y para luchar contra el miedo generado por líderes ignorantes. De nuevo ciencia y cultura, son el mejor remedio para paliar ese mal tan humano que es la ignorancia. Conocer la vida de mentes verdaderamente brillantes que tuvieron que dejar todo, y a pesar de ello se mantuvieron firmes a sus principios, su infinita curiosidad y sus ganas de hacer de este mundo un lugar mejor, hace que esta exposición tenga un gran valor didáctico. De hecho, hago referencia a su importancia en jóvenes ya que son ellos los que están recibiendo constantemente el bombardeo de información sesgada sobre los refugiados, y por que son ellos los que tendrán que tomar las decisiones en el futuro. Un futuro donde si cada vez se crean más muros y fronteras, se fomentarás las desigualdades. Un futuro en el que si los responsables de tomar decisiones políticas, no ponen freno al cambio climático, las desigualdades cada vez serán mayores. Por lo tanto, un futuro donde la problemática de los refugiados se hará cada vez más patente.


Me gusta siempre decir, que la ciencia es el principal movimiento social en el que no existen fronteras, y en el que cada día intentamos los científicos, que los muros se vayan rompiendo. Tenemos ejemplos paradigmáticos como el CERN donde personas de diferentes culturas y religiones conviven con un objetivo mayor. Hace ya varias décadas que los filósofos de la ciencia se han percatado de que los grandes desafíos y las grandes preguntas a las que nos enfrentamos los científicos, solo se podrán resolver uniéndonos y centrándonos todos en objetivos comunes, solo de esa forma llegaremos a Marte, curaremos el Alzheimer o descubriremos energías limpias. 

No me quiero enredar más tiempo, ya que quería simplemente destacar esta gran exposición e invitar a todos los lectores a que vayan a visitarla y a aprender sobre lo inútiles que son las fronteras y como el conocimiento, al igual que las personas, debe fluir libremente por el mundo, y no obligado por dictadores, parias y gobiernos intransigentes que pasarán a la historia como ignorantes, asesinos y tiranos, mientras que la ciencia y el conocimiento prevalecerán, demostrando el verdadero carácter y fuerza del ser humano.

JFR, 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario