29.10.14

Glioblastoma Multiforme, ¿qué le convierte en un cáncer tan letal?

Recientemente ha saltado a los medios una noticia relacionada con la agresividad de un tipo de tumor cerebral. Nos es mi intención ahondar en la noticia, ni en el debate ético que ha suscitado, sino que busco dar unas pinceladas sobre por qué este tipo de cáncer es tan letal.

El glioblastoma multiforme (GBM) también es conocido como glioblastoma de grado IV, pertenece al grupo de los gliomas de alto grado, encabezando esta oscura lista. Se trata de un tipo de tumor formado por precursores astrocíticos que aparece en el cerebro. 
 
El GBM normalmente aparece en uno de los dos hemisferios cerebrales, aunque puede afectar a otras regiones como tronco encefálico
Según un reciente estudio epidemiológico llamado EUROCARE (European Cancer Registry-Based Study on Survival and Care of Cancer), alrededor del 20% de los pacientes con tumores malignos del sistema nervioso central sobreviven, en el caso del GBM este porcentaje desciende hasta el 2,7%, siendo la supervivencia media de entre 12 y 15 meses tras el diagnóstico. Este tipo de tumor puede evolucionar a partir de astrocitomas de bajo grado (grado II) o de astrocitomas anaplásicos (grado III), pero lo más común es que el tumor se manifieste "de novo", presentando una historia clínica muy corta, ya que puede haber hasta 3 meses sin ninguna evidencia o lesión detectable.

El tratamiento estándar se basa en una intervención quirúrgica y posteriores tratamientos de quimioterapia y radioterapia, además de el uso de moléculas como la heparina de bajo peso molecular u otros antiangiogénicos. Uno de los factores que caracterizan la malignidad de este tipo tumoral es la elevada tasa de recurrencia (96% de los casos), esto es debido a que las células tumorales son extremadamente infiltrativas, por lo que tras la cirugía quedan células tumorales infiltradas en el tejido cerebral, algunas de las cuales son capaces de proliferar y formar nuevas poblaciones tumorales que además tienen una gran capacidad de reclutar nuevos vasos sanguíneos.

A nivel celular y tisular, algunas de las características más importantes del GBM son la presencia de un elevado índice proliferativo, la alteración de la barrera hematoencefálica, un incremento en la permeabilidad vascular, la presencia de múltiples edemas, hiperplasia microvascular y el desarrollo de zonas necróticas asociadas a regiones hipercelulares conocidas como pseudoempalizadas. Uno de los componentes clave en la patofisiología del GBM es el complejo microambiente tumoral rico en factores de crecimiento y moléculas proangiogénicas y proinflamatorias. Junto a todo esto,  y para complicar aun más la patofisiología, la mayoría de las regiones de pseudoempalizadas están asociadas a hipoxia y presentan un elevado nivel en HIF-1alfa, un factor de transcripción que actúa sobre miles de genes asociados a neovascularización y angiogénesis o evasión de la apoptosis entre otros.

A todo esto, hay que sumarle que según distintos estudios se ha visto como existe un elevado grado de resistencia a terapias. En el caso de la resistencia a quimioterapia se ha estudiado como existe un elevado nivel de MGMT, que es un agente que repara el daño en el ADN, en este caso repara parte del daño producido por la quimioterapia. En el caso de la radioresistencia ocurre debido al elevado nivel de especies reactivas de oxígeno que induce un mayor nivel de enzimas antioxidantes endógenas como la catalasa, dicha enzima es la encargada de degradar el peróxido de hidrógeno citotóxico que se produce consecuencia de la radioterapia. 

Según lo visto hasta el momento se dan una serie de características (a las que se le pueden sumar muchas otras) que generan un ambiente idóneo para hacer de este cáncer uno de los más letales junto con el de páncreas. Por lo que la ciencia trabaja de forma intensiva en la búsqueda de alternativas para al menos frenar la progresión tumoral tras la cirugía, o para frenar algunas de las características que generan ese microabmiente tumoral tan óptimo para la progresión. Dentro de estas investigaciones cabe destacar la que está llevando a cabo el grupo de la Dra. Marta Alonso en el CIMA (Centro de Investigación Medica Aplicada) con el uso de virus como posible alternativa, u otras investigaciones que se están llevando a cabo en distintos centros y universidades de toda España y de todo el mundo. 

Podéis encontrar todo tipo de información en la red, pero para cualquier consulta al respecto no dudéis en escribir un comentario en este post o escribir a sciencenotfiction@gmail.com.

Servet, 2014

22.10.14

Introducción a las Enfermedades Raras: el valor de la investigación traslacional

La investigación traslacional es el nexo clave entre la investigación básica y la clínica. En el caso de las enfermedades raras (como en otras muchas), debe de ser uno de los aspectos de mayor interés, y eso lo mostrará el CIBERER (Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras) en una jornada que tendrá lugar el próximo 3 de Noviembre en la Facultad de Medicina de Ciudad Real.

Se trataran temas muy variados como la importancia del CIBER de enfermedades raras, diagnóstico genético y terapia génica. O temas más específicos como las enfermedades metabólicas hereditarias o el albinismo. Y cabe destacar la presencia entre las ponencias la que impartirá D. Juan Isla, presidente de la Fundación para el Síndrome de Dravet en Europa. Me parece realmente interesante que se incluya en el programa una charla que cuente la importancia de las asociaciones de pacientes en enfermedades raras. El programa completo es el siguiente:
Podéis descargarlo en:http://www.ciberer.es/documentos/agendaci/2014/Jornada%20CIBERER%20Introducci%C3%B3n%20a%20las%20ER%20Valor%20de%20las%20investigaci%C3%B3n%20traslacional.pdf
Como parte de la divulgación relacionada con enfermedades raras trataré de escribir un post resumiendo los aspectos más importantes comentados en cada una de las charlas, ya que la disponibilidad para asistir a Ciudad Real entre semana puede ser complicada para muchos. Para los que si puedan asistir, deben inscribirse mandando un email a info@ciberer.es, indicando nombre y apellidos, centro y lugar de residencia. 

Desde Ciencia, no Ficción, pedimos la máxima difusión para esta actividad y esperamos que sea un éxito.

Servet, 2014